10/8/2014

Crónica de unas vacaciones andaluzas. Córdoba I

Una año más ya estamos de vuelta de nuestras tan anheladas vacaciones familiares de verano. Como cada año, nos hemos dirigido hacia el sur, más concretamente, Carboneras, en la provincia de Almería, donde vive  parte de la familia de Alex.
Si tuviera que elegir una segunda residencia para vivir, sin duda elegiría Andalucía, tierra preciosa, llena de color y de sonrisas. Este año hemos visitado Córdoba, ya que mi hija mayor asistiría a un campamento cristiano allí. Así que, después de despedirnos de la familia, nos dirigimos otro año más rumbo a lo desconocido.
Como salimos sobre el mediodía, llegamos al lugar del campamento sobre las ocho y media de la tarde. Fue en muy buen momento porque pudimos disfrutar de una muy buena reflexión de la Palabra, pero como siempre, sin nada de planes en cuanto al lugar dónde nos hospedaríamos los dos días siguientes antes de regresar a Palencia, y por supuesto, con un hambre que nos moríamos. Sobre las diez de la noche salimos de Santa María de Trasierra hacia la ciudad de Córdoba, que se veía a lo lejos en forma de luces brillantes. Mientras bajábamos a 40 km por hora por una carretera  de curvas, peor que la de Carboneras a Mojácar, que ya es decir, Alex buscaba por internet un hostal barato para pasar la noche. Por fin encontró uno llamado La Fuente, que tenía buenas referencias y era baratito. Llegamos con ayuda del gps, aparcamos y entramos por una puerta de madera rústica. Un hombre flaco nos abrió la verja y nos informó que estaba completo.

-Vayan ustedes calle abajo y en la segunda bocacalle se encuentra El Maestre -dijo con acento cordobés-
- Pero...¿está bien?-preguntó Alex- Es una manía que tiene, hasta para comprar jamón en el Mercadona pregunta: "¿y sale bien?"

El hombrecillo flacucho se detuvo sorprendido a pensar unos segundos para responder a la pregunta que le acababan de hacer y respondió "pues claro."

Entramos en el hostal El Maestre y yo abrí la boca de par en par. Detrás de otra verja había un exquisito patio andaluz con una fuente en medio que borboteaba mágicamente. Las paredes estaban llenas de plantas y de platos rústicos. Una mesa de cristal con tres románticas sillas  blancas de metal, adornaban la antesala, y un juego de mimbre barnizado, compuesto por dos butacas, un sillón y una mesa de centro a juego, invitaban al viajero a descansar unos segundos antes de entrar a la habitación.
Muy prontamente llegó una mujer que amablemente nos informó del funcionamiento del hostal y del precio. Alex y yo nos miramos y yo dije que sí, que nos quedábamos. A mi hijo pequeño de 8 años, que correteaba por el patio, le dimos el honor de recibir las llaves y de abrir la puerta de nuestra modesta pero acogedora habitación, aunque estaba tan nervioso y emocionado, que para él fue como abrir la puerta de un castillo encantado. Nos fuimos a tomar unas tapas cerca del río Guadalquivir, que a mi, personalmente, no me acabaron de convencer, aunque en una de las barricas que adornaban la pared, escrito en tiza blanca,  rezaba: "Aquí estuvo Felipe VI", no sé..me pareció de mal gusto, te dejaba como en shock, la verdad, no me imaginaba para nada a Felipito y a Letizia en ese lugar...
Después nos tomamos un helado artesano en una heladería llena de italianos gesticulando con las manos mientras hablaban y regresamos al hostal.  Lo malo, dos camas individuales, y yo, como siempre, dormí en medio, aunque bueno, a estas alturas ya estamos hechos a dormir donde sea, así que me dormí ansiosa por despertar y descubrir una ciudad maravillosa.






20/5/2014

¿Cómo empezar a simplificar tu vida?

Después de leer los blogs de Leo BabautaZenhabits y Mnmlist, me doy cuenta de que todavía vivo en el caos. Voy avanzando en el tema de simplificar mi vida diaria según voy aprendiendo sobre la marcha, pero necesito una estructura, un principio que me lleve a un objetivo final que después pueda compartir con el mundo hispano. Quién también sabe  mucho de esto, es Borja Prieto en su blog Desencadenados, donde nos da unas pautas muy claras y precisas para empezar a vivir una vida más simple y más organizada. En él nos sugiere que hagamos una primera elección: una lista de las 5 cosas esenciales de tu vida, es decir, aquellas cosas que más valoras  (personas a las que amas, actividades apasionantes, etc.) Por ejemplo, la suya es pasar tiempo con su familia, leer, escribir y correr(sólo tiene 4) Lo demás, sencillamente se va eliminando paulatinamente, y la meta es desarrollar al máximo cada una de esas áreas. Yo también he hecho la mía.

Personalmente  a mí me está ayudando mucho enmarcar toda mi vida en tres áreas: cuerpo, mente y espíritu, es por ello que mi lista personal de cosas esenciales también están enmarcadas en estas tres áreas.

- Mi familia
En los dos años anteriores me he dado cuenta de una manera especial cuánto me importa mi familia. Tras vivir una especie de adolescencia tardía y despertar a la realidad de la vida, le doy gracias a Dios por esas alarmas que nos avisan a tiempo de que algo no anda bien. Como consecuencia de ello, dejé cosas que amaba y me importaban para poder dedicar más tiempo y atenciones a cada miembro de mi familia. A nivel físico, y como ama de casa, me preocupo por su salud, por los alimentos que les preparo, por que sientan más a menudo el calor del abrazo de una madre y una esposa amante. A nivel mental, me esfuerzo en ser más amable y atenta, me intereso por los deberes de mis hijos y por el trabajo de mi esposo, y a nivel espiritual, oro más con ellos y leemos juntos más a menudo la Biblia.

- Mi llamado
Para mi, lo más importante después de mi familia es mi vocación, es decir, dar a conocer al mundo la persona de Jesús de una manera sencilla pero poderosa. La verdad es que todavía no sé muy bien cómo hacerlo. Sigo estudiando la Biblia para estar más preparada a nivel espiritual (espíritu), madrugo más para poder leer y orar a primera hora del día (cuerpo) y medito en lo que aprendo (mente). Ahora predico una vez al mes en la iglesia y veo que mi manera de comunicar las verdades de Dios a los demás, es cada vez más fluida, pero me sigo planteando cuál es la mejor manera de llevar el mensaje del evangelio hacia afuera y quiero enfocarme un tiempo sólo en eso.

- Mi casa
El lugar donde vivo y descanso, me alimento, estudio y desarrollo gran parte de mi vida espiritual junto con mi familia. Aunque para nadie es agradable limpiar, y la verdad es que para mi cocinar tampoco mucho, una de mis metas es llegar a ser una ama de casa completamente preparada a todos los niveles. Sueño con un tipo de casa minimalista, de tonos neutros, materiales de madera, algodón, lino y muchas plantas. De momento nada más lejos de la realidad...muebles recuperados de aquí y de allá, algunos a elección, otros no, demasiados papeles y todavía muchos objetos sobrantes, y las plantas...se me mueren todas. Es difícil saber cómo empezar además, si tampoco disponemos de muchos recursos económicos, pero he llegado a la conclusión de que  debemos plantearnos el proyecto de casa que queremos e ir paso a paso a por ello. Alex y yo ya nos hemos propuesto pintar la casa este verano, es un principio...

-Escribir
No sé por qué, pero sospecho que es a lo que voy a dedicar gran parte del tiempo de vida que me queda, ya llevo haciéndolo durante muchos años, pero jamás me planteé hacerlo en serio y de una manera consciente. Mi sueño es poder publicar algún día algo concerniente a todo esto que estoy aprendiendo ahora, y que de una manera,  hasta ahora desordenada, he estado escribiendo en este blog, y así  poder  ser útil a otras personas en su crecimiento personal.


- Ejercicio y vida sana
No puedo entender ya la vida sin el ejercicio físico y la constante búsqueda de una alimentación sana. Empecé corriendo hace algunos años y, aunque actualmente no lo hago de una manera regular, sí he ido probando otras actividades de una manera más constante, tales como la caminata, el yoga y el pilates. Ahora mismo hago una o varias de estas actividades cada día, aunque el pilates está suponiendo para mi un verdadero reto y una gran satisfacción física, es el descubrimiento de un nuevo arte.

Esta es mi lista de las 5 cosas esenciales a las que dedicaré ahora mis esfuerzos y mi tiempo de una manera consciente y que espero a partir de este momento escribir de una forma más estructurada en el blog. ¿Cuáles son las tuyas? Si te apetece puedes contármelo.








5/5/2014

Recopilando...

Hace ya varios días que no escribo ninguna entrada. Estoy dedicando un tiempo extra para ponerme en forma y hacer algo de ejercicio por las mañanas, además de todos los quehaceres "caseros" como ama de casa. Así es que me gustaría hacer una recopilación de ideas y de cosas preciosas que siguen sucediendo en mi vida.

Para empezar os cuento que el pasado día 23 de Abril fue mi cumpleaños, además en Castilla y León es fiesta, así es que me siento como si ese día fuera  ¡realmente festivo del todo! Como siempre, Alex me prepara un desayuno especial y luego salimos todos en familia. Como regalos he recibido una variedad de cosas muy diferentes: dos libros de mi familia, "101 maneras infalibles de decir te quiero" y los "Cuentos completos" de Beatrix Potter. Por la tarde recibí un regalo inesperado de algunos feligreses de la iglesia que pastoreamos, una fiesta sorpresa de cumpleaños. Los que bien me conocen saben que no me gustan las fiestas de cumpleaños, llenas de barullo, globos, coca-colas, y muchas veces de falso "compromiso". Siempre me ha gustado celebrar estas cosas en familia o con amigos muy allegados. Pero he de admitir que esta fiesta ha sido la mejor de las mejores, no solamente por la decoración minimalista, la ausencia de sodas,  "guarrerías" y globos de colores, sino porque he percibido en cada detalle un esfuerzo personal y un cariño muy especiales.

Para coronar la  celebración, el día 24 fui entrevistada en Voz de Vida Radio en la sección de Tarde de Tertulia, y dentro del espacio Momentos literarios, a cargo de Mati Sanchiz, acerca de  mi blog. Es para mi un privilegio poder compartir con la gente mis pensamientos y mi meta de buscar incesantemente una vida sencilla. Os dejo aquí el enlace por si os apetece escuchar la entrevista. (min. 1:29)

http://www.vozdevida.org/alacarta/tardedetertulia/2014'04'24_conociendoagbuyandamio.mp3

Por otra parte deciros que las rosas de mi barrio ya han florecido, así que ahora podré estudiarlas con más detenimiento. También empezamos a salir de excursión en bici en familia, cosa muy gratificante. Llevo también desde Febrero sin teñirme y sin cortarme el pelo y me siento orgullosa de mis canas que asoman por aquí y por allá. Ahora puedo sacar las faldas  y zapatos de verano y disfrutar, de momento solo los domingos, de  mi estilo "vintage", aunque he pensado que, ahora que se quede el buen tiempo, trataré de usar mis vestidos también entre semana y poco a poco ir adoptando y adaptando el estilo para cada día ¿por qué no? cada día me siento más identificada, creo que nací en el siglo equivocado.

También he descubierto la serie  "Downton Abbey". Alex me la ha descargado y cada fin de semana veo varios capítulos, esto me inspira y me hace reflexionar en la manera de vivir de antes.